Hoy, la industria 4.0 (también denominada Cuarta Revolución Industrial) está transformando las economías, los empleos e incluso la sociedad. Tras el avance de las nuevas tecnologías, la industria 4.0 se manifiesta a una velocidad vertiginosa en nuestro día a día, modificando el funcionamiento de las empresas y, por tanto, sus estrategias para alcanzar la diferenciación de sus competidores en un mercado cada vez más competitivo.

¿Qué es la industria 4.0?

La industria 4.0 es una nueva revolución que combina técnicas avanzadas de producción y operaciones con tecnologías inteligentes que se integrarán en las organizaciones, las personas y los activos. Tiene como pilar fundamental la inteligencia artificial, estrechamente vinculada con el almacenamiento de grandes cantidades de datos (Big Data), la utilización de complejos algoritmos para su posterior procesamiento y la interconexión masiva de dispositivos y sistemas digitales.

Todo ello hace que exista una transformación en la manera en la que se hace negocio. Antes, los líderes empresariales estaban acostumbrados a los tradicionales datos y comunicaciones lineales, pero el cambio a tiempo real de acceso a los datos y la inteligencia artificial habilitada por la industria 4.0, ha permitido aumentar la productividad de las empresas.

La integración de la información digital desde distintas fuentes y localizaciones permite llevar a cabo negocios en un ciclo continuo. Este flujo tiene lugar a través de una serie de pasos iterativos conocidos como PDP (conocido por sus siglas en inglés physical-to-digital-to-physical):

  • De físico a digital: Se obtiene información del entorno físico y se establece un registro digital.
  • De digital a digital: Se comparte información y se obtiene información útil y valiosa a través de avanzados análisis de inteligencia artificial.
  • De digital a físico: Se utilizan algoritmos para transformar decisiones del mundo digital a datos útiles, para provocar acciones y cambios en el mundo físico.

Tecnologías clave de la industria 4.0

Las tecnologías sobre las que se fundamenta la industria 4.0 son:

Estas tecnologías se combinan entre sí creando empresas digitales que estén interconectadas y sean capaces de tomar decisiones más eficientes.

Las organizaciones deben analizar la decisión sobre cómo y dónde invertir en estas tecnologías y establecer cuáles de ellas satisface mejor las necesidades. Para ello, las empresas deben adaptarse continuamente a los cambios que existen sobre ellas y aprovechar las oportunidades que les brinda la industria 4.0 para ganar terreno en el mercado.

¿Por qué es importante la industria 4.0?

Es importante conocer el potencial de esta cuarta revolución industrial porque no solo se centra en los procesos de producción, si no que su alcance es mucho más amplio, afectando a todas las industrias y sectores. La industria 4.0 puede mejorar las operaciones de negocio y el crecimiento de los ingresos, mediante la transformación de los productos, la cadena de suministro y las expectativas de los clientes. Es probable que dicha revolución cambie la forma sobre cómo hacemos las cosas, pero también podría afectar cómo los clientes interactúan con ellas y las experiencias que esperan tener mientras interactúan con las empresas. Más allá de eso, podría generar cambios en la fuerza laboral, lo que requeriría nuevas capacidades y roles. Las tecnologías también pueden conducir a la creación de productos y servicios completamente nuevos, así como a permitir mejoras en los productos de diversas maneras.

¿Cuáles son los impactos de la industria 4.0?

Los impactos ocasionados por la industria 4.0 se pueden percibir en distintos niveles: ya sea en grandes ecosistemas, a nivel organizacional y a nivel individual (clientes y empleados).

  • Ecosistemas. Este impacto representa el nivel más amplio de todos y va más allá de las propias operaciones empresariales y de cómo se producen los bienes y servicios. La industria 4.0 también afecta a los proveedores, los clientes, las consideraciones regulatorias, los inversores y otros expertos e influyentes externos que afectan a la organización (ecosistema). El potencial que conlleva la implementación de las tecnologías 4.0 permite las interacciones entre cada punto de la red, conectando así todas las partes interesadas.
  • Organizaciones. La capacidad de adaptarse a las nuevas necesidades de los clientes trae consigo realizar numerosos cambios organizativos. Esto permite a las organizaciones que sean más receptivas, proactivas y predictivas, así como reducir su riesgo en materia de productividad.
  • Individuos. El concepto de industria 4.0 puede significar cosas diferentes dependiendo del punto de vista de donde se vea. Por un lado, para los empleados puede significar un cambio en el trabajo que van a desarrollar, mientras que para los clientes significaría una mayor personalización en los productos y servicios que satisfagan mejor sus necesidades.

La industria 4.0 no es una moda, si no que ha llegado para quedarse.

La industria 4.0 no es una moda, si no que ha llegado para quedarse. Es una tendencia clara y tenemos que estar preparados. CEMOSA considera que la evolución hacia el paradigma 4.0 resulta crucial hoy en día para alcanzar los retos a los que se enfrenta el sector, por lo que seguirá impulsando la digitalización y las tendencias tecnológicas como palanca de cambio. Del mismo modo, que una compañía que no logre adaptarse a las nuevas necesidades que demanda el cliente, será una compañía dispuesta al fracaso.

One Reply to “Bienvenidos a la industria 4.0: La realidad es simple, las empresas deben prepararse”

  1. Muy interesante el post.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*