¿Por qué se han considerado las áreas militares en este artículo?

El Ministerio de Defensa Español tiene a su cargo grandes extensiones de suelo; se calcula que alrededor de unas 2.000 propiedades de las cuales 171 se podrían considerar como Instalaciones Militares Potencialmente Contaminantes (IMPC) para el suelo en base a los Informes Preliminares de Suelo (IPS).

En las IMPC se realizan actividades susceptibles de contaminar los suelos y las aguas subterráneas. Las principales actividades se presentan a continuación:

  • Mantenimiento y reparación de vehículos militares, buques, aeronaves, equipos y sistemas de armas.
  • Almacenamiento y trasiego de combustibles y sustancias peligrosas.
  • Prácticas contraincendios.
  • Prácticas en campos de maniobras y en galerías y espaldones de tiro.
  • Prácticas de detonación y destrucción controlada de munición.
  • Practicas con explosivos y lanzamiento de granadas.

¿Cuáles son los principales contaminantes convencionales y emergentes potencialmente relacionados con estas actividades?

En la tabla siguiente se indican las principales familias de compuestos potenciales contaminantes que podrían haber afectado el subsuelo en los emplazamientos militares, en función de la o las actividades desarrolladas.

**                   Incluye las cadenas alifáticas y aromáticas de C5 a C40, los BTEX, PAH’s, MTBE y ETBE.

**                   Incluye TNT, DNT y RDX

***                PCDD: Policloro dibenzo dioxinas; PCDF: Policloro dibenzo furanos

 

En este artículo, se describen las principales propiedades químico-físicas y toxicológicas, las principales fuentes de emisión y el comportamiento en el medio ambiente de los siguientes contaminantes emergentes: PFAS y Tungsteno.

SUSTANCIAS PERFLUOROALQUILADAS (PFAS)

¿Cuáles son las principales propiedades químico-físicas de los PFAS?

Los PFAS son un amplio grupo de sustancias de síntesis que presentan una cadena fluorada hidrofóbica y un grupo funcional hidrófilo che confieren a las moléculas propiedades tensioactivas. Los PFAS presentan propiedades químico-físicas y biológicas únicas que los convierten en compuestos resistentes a la hidrolisis, al calor a la fotolisis y a la biodegradación.

¿De dónde proceden los PFAS?

Estos compuestos han sido utilizados a partir de los años 50 como emulsificantes y tensioactivos en productos de limpieza, en las formulaciones de pesticidas, revestimientos de protección de distintos tipos de materiales antiadherentes, espumas antincendios en extintores, materiales textiles, materiales de construcción, electrónicos, en los repelentes de manchas y agua utilizados en alfombras, tapicerías, ropa y otros tejidos; productos de limpieza; pinturas, barnices y selladores.

¿Los PFAS son compuestos con elevada movilidad en el medioambiente?

Son compuestos hidrosolubles gracias a su parte hidrofílica, por lo que pueden lixiviar en las aguas superficiales y subterráneas que representan el mayor medio de transporte en el medio ambiente. Los PFAS son sustancias químicas persistentes, cuyos componentes se descomponen muy lentamente con el tiempo y pueden acumularse en las personas, los animales y el medio ambiente.

¿Cuáles son los efectos toxicológicos de exposición a PFAS?

La preocupación por los efectos de las PFAS en la salud pública surgió tras varios estudios en animales de experimentación que indicaban que estas sustancias tenían efectos toxicológicos: hepatotoxicidad, toxicidad en el desarrollo y en el comportamiento, inmunotoxicidad, toxicidad en la reproducción y en el pulmón, efectos hormonales, así como potencial genotóxico y carcinogénico.

Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la dieta es la principal fuente de exposición humana a las PFAS, en particular el pescado y los productos de la pesca y la carne y productos cárnicos (hígado principalmente). Para el PFOA, otras fuentes de exposición no alimentarias, como la contaminación del aire, también contribuyen a la exposición total. Existen otras vías de exposición menos importantes, como el agua de consumo para PFOS y PFOA o los utensilios de cocina antiadherentes y los materiales de envasado de los alimentos (las bolsas de palomitas para microondas, por ejemplo) para el caso del PFOA. En su opinión científica sobre PFAS de 2008, EFSA concluyó que es improbable que la población media en Europa pueda sufrir efectos negativos para la salud derivados de la exposición en la dieta a estos contaminantes y que solo algunos altos consumidores de pescado podrían exceder ligeramente el valor de referencia toxicológico para PFOS.

¿Cuál es la exposición máxima admisibles de PFAS?

EFSA ha establecido una ingesta diaria tolerable (TDI) de 150 ng/kg de peso corporal para los PFOS y una TDI de 1500 ng/kg p.c. para PFOA, que es la cantidad máxima que puede ingerir diariamente una persona durante toda su vida sin provocar efectos adversos en la salud. Según el último informe de EFSA sobre PFAS, en 2012, se ha confirmado que la exposición a estas sustancias a través de la dieta es altamente improbable que exceda estos valores de referencia toxicológicos (TDIs).

TUNGSTENO (W)

¿De dónde procede el Tungsteno?

Naturalmente está presente en los minerales. Los recientes informes sobre la contaminación de tungsteno en aguas subterráneas y el suelo en emplazamientos militares debido a su estabilidad en el medio ambiente, han dado lugar a la suspensión de la producción de balas de tungsteno/nylon (las balas “verdes” de tungsteno/nylon se introdujeron como reemplazo de las balas de plomo y otras municiones) en aplicaciones militares. El tungsteno puede estar presente en el medio ambiente como resultado de la minería, la meteorización de las rocas, la quema de carbón y residuos sólidos municipales, y la aplicación de fertilizantes. Los estudios sugieren que la pólvora detungsteno utilizada en las balas de tungsteno/nylon del ejército forma capas de óxido que se disuelven en el agua y pueden ser móviles bajo algunas condiciones ambientales.

¿El tungsteno es un compuesto con elevada movilidad en el medioambiente?

El tungsteno ocurre naturalmente en el ambiente en forma de minerales, pero no en forma de metal puro.

El tungsteno es liberado al aire en forma de polvo fino por la erosión natural. Las emisiones desde fábricas de metales duros también aumentan los niveles de tungsteno en el aire. La cantidad de tungsteno que se ha medido en el aire es, en general, menos de 10 billonésimas de gramo por metro cúbico de aire (o partes por billón [ppb]). Partículas muy pequeñas de polvo de tungsteno en el aire se depositan en el agua superficial, la superficie de plantas y el suelo por la gravedad o al ser arrastradas por la lluvia o la nieve.

El tungsteno en el agua se origina principalmente de la disolución del tungsteno de las rocas y el suelo en agua que corre sobre o a través de éstos. Solamente una fracción muy pequeña del tungsteno en el agua se origina del polvo que se deposita del aire. La mayoría de los productos de tungsteno manufacturados que entran a corrientes de agua se originan de descargas industriales de aguas residuales.

¿Cuáles son los efectos toxicológicos de exposición a Tungsteno?

La concentración ambiental promedio de tungsteno en el aire es menor de 10 nanogramos por metro cúbico de aire (1 nanogramo es la billonésima parte de un gramo). Las ciudades tienen niveles de tungsteno más altos debido a la liberación de tungsteno desde industrias.

La exposición ocupacional al tungsteno ocurre principalmente en lugares en donde los trabajadores usan metales duros que contienen tungsteno, por ejemplo, puliendo electrodos para soldar de tungsteno metálico antes de usarlos. La exposición ocupacional al carburo de tungsteno ocurre durante la fabricación de herramientas de carburo de tungsteno.

CEMOSA, a través de su departamento de Suelos Contaminados, es particularmente sensible a la problemática de los contaminantes emergentes, habiendo asesorado en ese sentido a numerosos operadores comerciales nacionales e internacionales, aportando soluciones vanguardistas en línea con las más recientes publicaciones científicas en la materia.

Fuentes consultadas:

  • The Agency for Toxic Substances and Disease Registry (ATSDR).
  • Ministerio de defensa: Plan de prevención y recuperación de suelos contaminados en instalaciones militares, marzo 2021.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*