Desde hace más de dos décadas los vecinos de la localidad de Aspe (Alicante) venían sufriendo las molestias derivadas de las patologías de la cimentación del área del municipio donde se concentran sus cuatro centros educativos, muy especialmente, del Instituto de Educación Secundaria Villa de Aspe.

En este contexto, CEMOSA resulta adjudicataria del contrato “SERVICIOS DE ESTUDIO HIDROGEOLÓGICO-GEOTÉCNICO EN EL I.E.S. VILLA DE ASPE Y SU ENTORNO”.

Las patologías de la cimentación que sufre este instituto dificultan el normal desarrollo de las actividades educativas. CEMOSA ha centrado todos sus esfuerzos en conocer el origen de dichas patologías entre las que destacan hundimientos, basculamientos, fisuras de diversos tipos, zonas colapsadas y daños en juntas de dilatación, entre otras. Para ello, se ha realizado un exhaustivo reconocimiento sobre la fotografía área histórica existente desde el año 1945 hasta la fecha actual, permitiendo así, conocer fehacientemente la evolución geomorfológica de la zona de estudio. Asimismo, se ha llevado a cabo uno de los servicios estrella de CEMOSA, una campaña de geotecnia (sondeos mecánicos con recuperación de testigo, penetraciones dinámicas DPSH, calicatas de reconocimiento, ensayos presiométricos) que ha permitido conocer con exactitud las características geotécnicas del terreno cimentado.

Fotografía área histórica existente desde el año 1945 hasta la fecha actual

Tras el estudio del terreno, se ha encontrado una estrecha correlación entre las zonas más dañadas con aquellas que presentan un mayor espesor de rellenos antrópicos bajo ellas, y es en estas áreas, donde será necesaria una cimentación más profunda.

Desde CEMOSA, se propone una discretización en tres zonas de actuación diferentes:

  • En primer lugar, la Zona A, ocupada por las actuales pistas deportivas del centro, supone el área de mayor conflictividad geotécnica y es donde los rellenos antrópicos alcanzan el espesor máximo; los 19 metros.
  • Por otro lado, la Zona B, donde la solución óptima pasa por realizar la sustitución de los 2 primeros metros por un material de componente granular que va a mitigar significativamente las deformaciones del terreno.
  • Por último, la Zona C, que representa el sector con los espesores de rellenos antrópicos más pequeños (2-4 metros).

Discretización en zonas de actuación

Tras el estudio, CEMOSA entregó al Ayuntamiento de Aspe el informe de evaluación hidrogeológico-geotécnico, con todas soluciones propuestas para mejorar las instalaciones de este centro educativo.

Todas estas actuaciones y ejecuciones se expusieron de forma pública durante la presentación del proyecto por parte de CEMOSA en la localidad de Aspe, a la que acudieron personal técnico del Ayuntamiento, representantes de la Generalitat Valenciana y distintos medios de comunicación locales y autónomos.

Presentación proyecto a las autoridades