Descripción del proyecto

Se trata del control de calidad de las obras del Aprovechamiento Hidroeléctrico del Alto Tâmega, el cual es uno de los proyectos hidráulicos más importantes de los últimos 25 años.

El complejo tendrá una capacidad total de 1.158 MW, es decir, el 6% de la producción hidroeléctrica de Portugal, repartidos entre las presas Alto Tâmega, 160 MW, que arrancará en 2023, de Gouvães, con 880 MW, que estará operativa en 2021 y Daivões, 118 MW, que entrará en funcionamiento en 2022.

Las líneas generales del proyecto se condensan el control de la construcción de las tres presas. Para ello, se realizarán todos los ensayos de control e inspecciones detallados en el Plan de Control de Iberdrola, tales como ensayos de tierras, áridos para hormigones y mezclas bituminosas en caliente, hormigón proyectado, hormigón en masa y hormigón armado, estudios de dosificaciones en laboratorio de hormigón en masa para presas y también de gravas estabilizadas con cemento y aglomerado asfaltico, arrancamiento de bulones, productos de inyección, siendo significativos los ensayos de carga con placa según normativa francesa.

Papel de CEMOSA

  • Control cualitativo de la obra, garantizando que los materiales, puesta en obra y unidades de obra terminadas se ajustan a las prescripciones técnicas del proyecto.
  • Ensayos de los materiales empleados para comprobar la idoneidad de los mismos y el cumplimiento de los requisitos técnicos exigidos.