Descrição do Projeto

El proyecto ebalance-plus tiene como objetivo aumentar la flexibilidad energética de las redes de distribución eléctricas mediante una plataforma de gestión que permite integrar instalaciones de generación distribuida, almacenamiento energético, puntos de carga de vehículos eléctricos reversibles (V2G), sistemas de gestión energética de edificios, entre otros.

La flexibilidad energética es la capacidad de modificar los niveles generación y consumo energético de un sistema como respuesta a una necesidad. Para gestionar la flexibilidad y habilitar los servicios asociados, es necesario desarrollar modelos predictivos suficientemente precisos. De esta forma, la gestión de la red eléctrica puede afrontar con más recursos eventos de congestión, disminuir las pérdidas energéticas al reducir picos de potencia y, por tanto, aumentar la resiliencia del sistema. La flexibilidad energética como producto permite promover nuevos modelos de negocio en el mercado energético donde el consumidor se convierte en “prosumidor” al cooperar con el resto del sistema como pueden ser explotadores de recursos renovables, empresas de servicios energéticos y operadores eléctricos.

El concepto de ebalance-plus comienza a partir de los resultados de un proyecto europeo previo de I+D del 7º Programa Marco de la Unión Europea (e-balance GA num. 609132) que desarrolló una plataforma de balance de energía testada en una vecindad holandesa para 43 usuarios con electrodomésticos inteligentes e inversores de energía fotovoltaica. En ebalance-plus, la plataforma de balance energético controlará una variedad de tecnologías (a desarrollar durante el proyecto) con el objetivo de aumentar la flexibilidad energética con algoritmos de predicción avanzados que se ejecutarán en cada unidad de gestión.

Las tecnologías que se desarrollan incluyen: almacenamiento inteligente eléctrico a nivel de edificios y distritos, sistemas V2G (vehículo a red) con redes de corriente continua e inversores de potencia de carburo de silicio, bombas de calor, gestión de inversores de energía fotovoltaica, regulación de CHP y gestión de dispositivos basados ​​en IoT. Además, las unidades de gestión a nivel de la red de distribución estarán equipadas con tecnologías “smart-grid” para aumentar la capacidad de observación de la red y gestionar la flexibilidad disponible en las instalaciones de los consumidores para aumentar la resiliencia de la red de distribución ante eventos críticos.

Los usuarios finales accederán a la plataforma a través de diferentes interfaces de usuario para simular condiciones reales de mercado eléctrico donde se cuente con la flexibilidad energética disponible para desplegar servicios auxiliares de apoyo a la red. Las soluciones ebalance-plus se instalarán en cuatro pilotos reales (España, Italia, Francia y Dinamarca) con prototipos y objetivos específicos que se demostrarán con la contribución de los operadores de electricidad. Además, los casos de uso relacionados con condiciones críticas que impliquen la seguridad y protección de los sistemas y personas se ensayarán en un laboratorio específico de Alemania a cargo de IHP.

El papel de CEMOSA

CEMOSA participa en las siguientes actividades:

  • Coordinador del proyecto (incluyendo gestión de la innovación y la participación en la plataforma BRIDGE).
  • Definición de casos de uso.
  • Desarrollo de algoritmos de balance energético en el ámbito de redes eléctricas para gestionar la flexibilidad energética.
  • Caracterización de los pilotos y metodología de evaluación.
  • Análisis del impacto del proyecto y evaluación de resultados.

ebalance-plus en las redes

Vídeo del proyecto ebalance-plus