El Real Decreto 163/2019 por el que se aprueba la Instrucción Técnica para la realización del control de producción de los hormigones fabricados en central entró en vigor el pasado 1 de julio, estableciendo la necesidad de que las plantas de fabricación de hormigón se sometan a inspecciones completas por parte de una entidad de inspección acreditada por ENAC, Entidad Nacional de Acreditación.

El pasado 10 de julio, CEMOSA obtuvo dicha acreditación, convirtiéndose así en una de las primeras entidades acreditadas para ser Organismo de Control Autorizado (OCA) para la realización de las Inspecciones de las plantas de hormigón conforme al RD 163/2019.

Ahora, CEMOSA como Organismo de Control Acreditado podrá realizar auditorías cada 4 años e inspección de seguimiento cada 2 años a las centrales de hormigón. El certificado emitido por CEMOSA garantizará el cumplimiento de la ITCP (Instrucción Técnica para la realización del control de producción de los hormigones fabricados en central).