El Ensayo Barcelona es un ensayo de comprensión simple uniaxial pero, en lugar de estar la compresión ejercida por dos bases planas, como en una compresión normal, el empuje se realiza por dos pistones de base plana de 37 mm arriba y abajo. El pistón de arriba va rompiendo e introduciéndose en parte en la muestra de hormigón. Al producirse esto, la muestra de hormigón sufre una expansión en el centro que es medida con un extensómetro que trasmite los datos a un software.

Este ensayo sirve para verificar la tenacidad del hormigón con fibras tras la ruptura, siendo el sustituto natural del ensayo de absorción de energía aplicado al hormigón proyectado con fibras.

CEMOSA dispone de un espacio en su laboratorio de obra en el Metro de Santiago, Línea 2 (Chile).