A finales del 2019, CEMOSA iniciaba los trabajos de supervisión de la construcción de la Planta Fotovoltaica de Andévalo (Huelva), así como de la subestación.

Para estos trabajos CEMOSA hace uso de herramientas como Drones, obteniendo una perspectiva aérea de la planta, en este caso, con el fin de supervisar la Obra Civil.

La instalación, cuya superficie ronda las 150 hectáreas, contará con 147.000 módulos fotovoltaicos de 350 W, logrando alcanzar una potencia instalada de 50MW.

Se prevé que entre en funcionamiento durante este año 2020, supliendo las necesidades de más de 40.000 hogares y evitando la emisión de 100.000 toneladas de CO2 anuales.

CEMOSA participa como Ingeniería de la Propiedad en esta planta, incluida en el ACUERDO MARCO adjudicado por IBERDROLA RENOVABLES.

Vuelo de dron para la supervisión de la Obra Civil

Trabajador de CEMOSA configurando el dron